domingo, 9 de octubre de 2011

EN LACUSTROLLA-Reserva de agua en Noceda del Bierzo

Desde mi ventana, tengo el privilegio de contemplar las faldas de la Sierra de Noceda del Bierzo, con el Gistredo, el Mirador de Lagualta y los valles de Ferruelo y Veneiro.
Esto hace que me preocupe por riesgos de incendio del monte, ante la escasez de lluvias.
Lacustrolla, aunque viene escribiéndose La Custrolla, viene a significar Olla Lacustre, es decir, lugar cerrado en forma de olla y, lacustre= del latín lacus=lago, lugar perteneciente a los lagos, o lugar que contiene un lago o que reune características de lago, por darse la circunstancia de confluir en dicho lugar dos regueras, la de la Silva y la de Veneiro, que aportan las aguas de las mayores vertientes de la sierra de Noceda del Bierzo y que en tiempos pasados debió ser lacustre por la facilidad de inundación del espacio olla en inviernos lluviosos que hacen que el Río Noceda se desborde y por la estrechez en la evacuación de las aguas caudalosas.
Los recientes incendios en los Ancares y la proximidad con la Sierra de Noceda del Bierzo, justifica una mayor preocupación ante el peligro de incendio que corre dicha Sierra y la conveniencia de tomar medidas preventivas.
De ahí la insistencia en instar a las Administraciones competentes para que, al ejecutar la concentración parcelaria en Noceda, se construya una PRESA O EMBALSE en el lugar de Lacustrolla, que sirva de apoyo a los helicópteros a la hora de combatir un posible incendio de grandes dimensiones como el sufrido en 1.965.
La excusa de que hay depósitos por la Sierra, no convence, por lo menos a primera vista, dado su estado de abandono o deterioro, por estar vacios o agrietados, de modo que es como si no existieran, lo que debiera revisarse por los responsables de su mantenimiento y conservación y más en un año escaso de lluvias en la Zona, como ha sido este 2011.

1 comentario:

Manuel Cuenya dijo...

Enhorabuena, Víctor, por tus textos.

Un abrazo,
M. Cuenya