miércoles, 3 de noviembre de 2010

LAS VICTIMAS DEL TERRORISMO¿Piezas de ajedrez?

¿ Juegan los políticos con las víctimas del terrorismo como si fueran fichas de ajedrez?
¿Están legitimados los gobernantes democráticos para jugar con las víctimas del terrorismo?
¿Quienes son las víctimas?
Son miembros de la sociedad que gobiernan los políticos elegidos por la misma sociedad.
Esos miembros han sido privados de su vida siendo inocentes y no estaban obligados a ese sacrificio. Fueron sacrificados por ser miembros de la sociedad democrática y esta les debe su propia tranquilidad y su solidaridad.
¿Tienen las víctimas derecho a exigir a los gobernantes que les protejan y les amparen en sus reclamos frente a los asesinos?
Ante sus clamores nadie tiene derecho a ignorarlas o menospreciarlas.
Los gobernantes tienen la facultad y el poder de protegerse frente a los terroristas dedicando medios físicos y humanos a su servicio, medios que pagan los ciudadanos con sus impuestos.
Los ciudadanos eligen a los gobernantes y les pagan sueldos y escoltas para que protegiéndose a si mismos protejan y velen por la vida y paz social.
Los ciudadanos han puesto en manos de los gobernantes sus vidas y sus bienes, si no se consigue
¿ quién ha fallado?
Evidentemente los gobernantes políticos que han fracasado en la política de seguridad ciudadana.
¿Cómo es posible que pasen de las víctimas y negocien con los asesinos a sus espaldas?
Por tanto las víctimas merecen el respeto, la solidaridad y la veneración de sus conciudadanos y gobernantes.
¿Puede el cuerpo social ignorar que alguno de sus miembros ha sido amputado o lesionado?
Las víctimas lo han sido por ser miembros de esa sociedad gobernada por sus políticos no por culpa de ellas.
Les ha tocado a ellas como les pudo tocar a sus gobernantes, pero estos gozan del privilegio de llevar protección a expensas de esos ciudadanos víctimas o sus familias.
Las víctimas no son apestados ni ciudadanos de segunda clase, son tan dignos y valiosos como cualquiera de sus gobernantes y ellas han pagado los platos rotos de sus gobiernos.
No se puede jugar con las víctimas para hacer experimentos y más cuando los intentados han fracasado y han traido más víctimas.
Por tanto no deben pasar de ellas olimpicamente ni ningunearlas en cualquier proceso de negociación para resolver el conflicto que ellas no han creado.
Tienen derecho y están legitimadas para exigir que los asesinos y sus adláteres les pidan perdón, renuncien a continuar con la violencia, entreguen las armas , se les recompense por los daños y perjuicios y a ser tratadas con la dignidad que se merecen.
En el ajedrez se cambian unas figuras por otras y no pasa nada, es un juego con muerte virtual.
La muerte de los familiares queridos ha sido una realidad muy triste y ha marcado a su familias
que no entienden el porqué a ellos y por qué los políticos les menosprecian.
Las víctimas tienen derechos humanos y constitucionales y no se puede pasar de ellas impunemente ni olimpicamente.
Las víctimas son heroes sociales, soldados laureados por su sangre derramada en beneficio de la sociedad democrática y de la paz social.
¿Pueden los políticos democráticos ignorar su voz sin que se les caiga la cara de verguenza?
¿Hay víctimas de clase? ¿Son más queridas y distinguidas las que simpatizan con determinada ideología? Asi parece ser, por lo visto a raiz del 11 de marzo de 2004.
Craso error, pues los asesinos no les han pedido el ADN. el DNI ni el carnet de partido.
Para los asesinos ellas son españoles, chacurras.
Para nosotros son parte de nuestras familias, los seres más queridos porque son los que más han sufrido, siendo inocentes, sentenciados a morir sin derecho a juicio, por unos desalmados asesinos que no tienen el valor de pedir perdón y que reclaman derechos, derechos que negaron a sus víctimas. Y por si fuera poco, tienen la desfachatez de reclamar su derecho a participar en las Instituciones democráticas para beneficiarse de ellas y utilizar la información a su alcance para seguir extorsionando y señalando a sus víctimas.
La democracia no es ciega ni tonta y no debe claudicar ante cantos de sirena porque en ello se juega su supervivencia.
El pueblo no es insensible ni olvida lo que determinados políticos han dicho o hecho.
Cada vez que se habla de posibles negociaciones con el mundo etarra se ponen los pelos de punta y otra vez se pregunta¿ volvemos a las andadas? ¿Es que no se dan cuenta?
Claro que, si es cierto lo que he leido recientemente, que dice que Rodríguez Zapatero, en el prólogo de un libro de Jordi Sevilla en 2oo2 " De nuevo socialismo" escribió :
" EN POLITICA NO SIRVE LA LOGICA.ENTONCES TODO ES POSIBLE Y ACEPTABLE DADO QUE CARECEMOS DE PRINCIPIOS,DE VALORES Y DE ARGUMENTOS RACIONALES QUE NOS GUIEN EN LA RESOLUCIÓNDE LOS PROBLEMAS",no es extraño que su conducta se refleje en bandazos sin ton ni son y se fie únicamente de su clarividencia.
Las víctimas primero, lo demás puede esperar. Que maduren los desalmados!
¿Por qué se manifiestan? Porque sienten que no han sido oidas ni atendidas su voces.

1 comentario:

Manuel Cuenya dijo...

Hola, Víctor:

A ver si te doy todos los ejemplares de La Curuja que te faltan de la segunda época.

Saludos,
Manuel Cuenya